Skip links

 GINSENG Y GINKGO BILOBA

ginseng y ginkgo biloba

La sinergia del Ginseng y el Ginkgo Biloba

Para entender la relación que se da entre el ginseng y el Ginkgo Biloba, es necesario saber las particularidades de cada planta. El Ginseng es una hierba medicinal, de la cual se usa la raíz para infusiones o se le saca el extracto para elaborar jarabes y otros medicamentos.

El ginkgo biloba es una planta ornamentaría de la que se usan sus hojas con efectos medicinales. El Panax Ginseng y el Ginkgo Biloba son originarias de Asia, y se han usado por milenios para ayudar en el mejoramiento de la salud humana.

La poderosa combinación Ginseng y Ginkgo Biloba

Se ha descubierto que cuando se toman en una preparación mezclada, se produce un efecto sinérgico. Las propiedades son potenciadas consiguiendo un mejor efecto para el funcionamiento del organismo.

Propiedades de consumir Ginseng y Ginkgo

El Ginkgo mejora la capacidad de aumentar el flujo sanguíneo, con esto se incrementa la microcirculación y el metabolismo celular. Previene la formación de coágulos, y según estudios realizados en animales, aumenta la longevidad o la esperanza de vida. Sordera en los oídos, vértigo, degeneración macular y otros padecimientos propios de la vejez, son reducidos con esta medicina herbolaria.

El ginseng genera un efecto energizante que mejora la concentración y ayuda a evitar el cansancio o la fatiga. Es también un antioxidante que previene enfermedades y estimula el funcionamiento del sistema inmune. Por otra parte, es un afrodisiaco que puede ayudar en la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

Cuando se combinan, sus propiedades se juntan de forma armónica y hacen que funcionen mejor que cuando se usan por separado. Aparte de los beneficios mencionados, la combinación de estas medicinas estimula el sistema nervioso central y la circulación cerebral. Esto hace que se mejore la atención, la concentración y la memoria, obteniendo también un mejoramiento en el rendimiento físico.

Efectos secundarios

No se deben usar el Ginkgo y el Ginseng por un periodo mayor a tres meses. Además, las dosis excesivas de estos productos pueden generar efectos adversos como dolores de cabeza, náuseas, insomnio, diarrea, dolor de estómago o reacciones alérgicas. Tampoco se recomienda la administración de estos medicamentos en mujeres embarazadas, lactantes o niños menores de 10 años.

Otro de los cuidados tiene que ver con la calidad de los productos. Se recomiendan aquellos que tienen registro Invima o alguna certificación que le de al usuario la confianza de que ese producto tiene una concentración considerable de Ginseng y Ginkgo. Pues en muchas ocasiones se venden fraudes que no sirven para la salud humana.

Ambas especies se usan en la medicina natural, la parte utilizable es la raíz, en donde se almacenan sus bondades. No obstante, hay que mencionar que, aunque las dos especies sean usadas, la más común es el Ginseg coreano.

Relacionados:

Té de Ginseng

Contraindicaciones del Ginseng

Ginseng Propiedades